Popularidad


Era tanta su popularidad que durante el cortejo fúnebre todos se hicieron presentes para darle un sentido adiós. Incluso su asesino.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.