Sismo personal


Cuando el temblor oscilatorio se detuvo, los amantes continuaron con su propio sismo trepidatorio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *