El lenguaje de las aves


Ornitólogo empedernido, imitó a la perfección el lenguaje de los pájaros y terminó viviendo en la rama de un milenario árbol para continuar estudiando in situ el agorero canto de las aves. Acabó su vida devorado, una noche aciaga, por los silenciosos gatos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *