Perdón y distancia


Cuando la quiso perdonar, recordó —afligido— que ella ya vivía feliz con otro hombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *