Buscas en Villahermosa a Villahermosa, ¡oh, ciudadano!,
y en Villahermosa misma a Villahermosa no la encuentras:
lagunas son las que ayer fueron arterias
y tumba de sí misma la Conagua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *