1970: el sonoro momento medio siglo atrás

Sesiones del Pescador, episodio 3…

Sesiones del Pescador, episodio 3: viajamos al pasado para celebrar el 50 aniversario de canciones y discos provenientes del rock, hoy ya convertidos en nuevos clásicos, y que marcarían la historia de la música popular. Una lista de reproducción con 155 temas para saber cómo sonaba 1970…


Para José de Jesús Sampedro, Alberto Blanco
y Víctor Roura; por la amistad

Como escribió el querido José Emilio: me acuerdo, no me acuerdo: ¿qué año era aquél?

Así es: las Sesiones del Pescador, en el episodio 3, viajan al pasado: a 1970.

Ojo: ya en mi desaparecida columna la «Torre de la Canción» había hecho un ejercicio similar, revisionista: en 2018, en la Torre hospedamos la música de 1968 para conmemorar y celebrar al mismo tiempo aquel año vertiginoso, por momentos violento, pero sin duda utópico, mágico, psicodélico. El resultado: 68 canciones de 68 álbumes de 1968.

En 2019, por otra parte, fui más discreto, casi tacaño: 22 canciones para celebrar los 50 años de aquel irrepetible fin de semana que se anunciaba como el advenimiento de una nueva era, que muchos definían como la Nación Woodstock..

Para este episodio 3 de las Sesiones del Pescador la cosa es distinta, muy distinta. El objetivo de la Torre era, sobre todo, priorizar (e invitar a escuchar) el disco completo, el álbum como concepto. Las Sesiones, en cambio —como ya lo mencionamos desde el primer episodio—, es más libre: es sólo compartir música. Dicho esto: aquí están 155 canciones de 1970, extraídas —si conté bien— de 130 álbumes. Me he limitado al rock y algunos de sus satélites: folk, funk, soul, R&B, reggae, rock experimental y progresivo, el inicial punk (denominado proto-punk/garage rock), así como el germinal hard rock y heavy metal de aquellos años.

Escucho preguntar por el jazz. No, no lo he olvidado: tendrá su propio episodio, el 4, que, creo, también ha quedado fascinante. Y sí: hubo más álbumes que Bitches Brew de (dios) Miles Davis.

Algunos spoilers

1970. La banda sonora de 1970 fue irrepetible, apenas comparable con sus predecesores. Me explico: la pregunta de cuál fue el mejor año en la historia del rock suele provocar epopéyicas discusiones, debates interminables, enemistades gratuitas, incluso pleitos a mano limpia. Y da lo mismo el lugar donde surja la pregunta: en la cena con amigos, en las barras de cantina, en los locales de ensayo, los viajes en coche, en conciertos… aquello no suele terminar bien, nada bien.

Evidentemente, hay tantas opiniones como fanáticos y melómanos y “expertos” hay en el mundo. Pero siempre se ha hablado de 1970 como firme candidato. Y no es para menos: el puente entre estas dos décadas —posiblemente las más populares y revolucionarias que ha vivido el género— dio para buena música; corrijo: muy buena música.

Varios han dicho que 1965 fue el mejor año del rock, otros que 1968, unos más que 1969, algunos piensan que 1971 o que 1975… y así. Bueno, desde ya apuntemos a 1970: fue un año tan fértil como sus predecesores (y los posteriores), como verán en esta playlist. Advierto: si son 155 canciones es mera arbitrariedad; pudieron entrar más, muchas más.

En cuanto a discos, la lista de protagonistas de aquellos doce meses es absolutamente espectacular. Entre ellos estaban (mi amado) Van Morrison, (mi idolatrada) Joni Mitchell, (mi reverenciado) Bob Dylan, (mi querido) Grateful Dead, (mi adorado) Johnny Cash, (mi venerada) Aretha Franklin, (mi dilecto) David Bowie, (mi droga) Neil Young, (mi esencial) Frank Zappa, (mi indispensable) John Fogerty con su Creedence Clearwater Revival, (mi vital) Can, (mi imprescindible) King Crimson, (mi irremplazable) Tim Buckley, y, desde luego, (mi necesario) Eric Burdon —quien, por cierto, aquel año hacía mancuerna con el excelente grupo War.

¿Más nombres? En 1970 llegaba el tercer disco del poderoso Led Zeppelin; James Brown seguía haciendo de las suyas; debutaba el ahora exmarginal Sixto Rodríguez; el incendiario Black Sabbath se presentaba oficialmente; seguían demostrando su brillantez Ike & Tina Turner, Donovan, Chuck Berry, Canned Heat, B.B. King, Deep Purple, The Kinks o Cat Stevens (hoy Yusuf); The Doors regresaba a sus raíces blueseras; Syd Barrett se estrenaba en plan solista; The Flying Burrito Brothers se perfeccionaba; Eric Clapton tenía prisa por grabar y se multiplicaba; y nuestro paisa Santana dejaba a todo mundo boquiabierto.

1970 fue el año de Let it be, y también la explosión definitiva de los Beatles en cuatro ego/fragmentos: John Lennon daba continuidad a su carrera en solitario, George Harrison debutaba de manera asombrosa, también Paul McCartney y Ringo Starr publicaban sus respectivos discos-debut-solistas (para el olvido, por cierto).

¿Más? Veamos. The Velvet Underground seguían revolucionando el género —aunque también se fragmentaba—; eso sí: atrás de ellos venían The Stooges, los Flamin’ Groovies o MC5. Por otro lado, en 1970 The Upsetters, la banda del genial Lee “Scratch” Perry, quería posicionar definitivamente el reggae y el dub fuera de Jamaica; un señor llamado Bob Marley oficialmente se hacía global; Diana Ross se emancipaba de las Supremes, y The Jackson 5 quería demostrar que era mucho más que sólo una mera boyband.

De este lado del continente, se escuchaban nombres como el de Ernan Roch, The Spiders o Aguaturbia.

Colofón

En los últimos años, algunos discos de 1970 han sido revalorados y, en algunos casos, reivindicados; en cambio, otros han seguido igual de malitos e irregulares.

En ese sentido, ¿qué discos/canciones quedaron fuera de nuestra pequeña lista arbitraria? Como ya lo mencionaba líneas arriba: Paul McCartney y Ringo Starr. También Pink Floyd (en lo personal, su disco de transición es sólo para fanáticos), Yes, Ry Cooder, Four Tops, Procol Harum, Focus, Genesis, Status Quo, entre otros. De igual forma, algunos artistas publicaron dos o tres álbumes en ese mismo año, que quedaron fuera en el último corte.

Un último detalle: sólo decir que en 1970 también se celebraron dos conciertos históricos: la ya mítica tercera edición del Festival de la Isla de Wight, y el nacimiento en Inglaterra de Glastonbury, llamado inicialmente Pop Pilton, Blues & Folk Festival. Y fuera de la música: se realizó la legendaria Copa Mundial de Futbol México 1970, desde luego con ese Brasil de ensueño. Pero todo esto, como dice la frase, es otra historia…

1970: ¡feliz 50 aniversario!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *