Notitas culturales

Para Margo Glantz, el Premio Carlos Fuentes a la Creación Literaria

Agosto, 2022

La autora “ha inaugurado nuevas rutas para la creación y la crítica, y mantiene una rotunda vigencia literaria e intelectual que confirma, una vez más, la centralidad del quehacer literario”, detalló el jurado del galardón, que es otorgado por la Secretaría de Cultura federal y la UNAM.

Es novelista, ensayista, periodista, traductora, fundadora de publicaciones, profesora emérita de la UNAM, miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y —lejos de amedrentarse con las nuevas tecnologías— ahora también activa y aclamada tuitera… La escritora mexicana Margo Glantz, de 92 años, ha sido galardonada con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria 2022.

El premio, considerado uno de los más importantes de la literatura iberoamericana, fue anunciado el pasado viernes 12 de agosto y se suma a una ya de por sí larga lista de reconocimientos que ha recibido la querida Margo Glantz —¿ya dijimos que es también una de las más queridas escritoras en México?—, entre los que figuran la Medalla de Bellas Artes, de 2010, el Premio Nacional de Artes y Ciencias, de 2004, y el Xavier Villaurrutia, de 1994.

Por unanimidad, el jurado decidió otorgárselo “por la calidad de su obra pionera, que abrió el camino a las generaciones posteriores de escritores iberoamericanos, así como por su contribución indeleble a las letras y su inteligencia poética”.

“Margo Glantz ha inaugurado nuevas rutas para la creación y la crítica, y mantiene una rotunda vigencia literaria e intelectual que confirma, una vez más, la centralidad del quehacer literario”, consideró además el jurado, que en esta edición estuvo integrado por María Fernanda Ampuero, Liliana Weinberg, David Huerta, Pedro Ángel Palou y Diamela Eltit.

Genealogía de una escritora

Margarita Glantz Shapiro, mejor conocida como Margo Glantz, nació en 1930 en el número 44 de la calle Jesús María, en el barrio de la Merced en la Ciudad de México. Es hija de un matrimonio ucraniano-judío que emigró a México en la década de los veinte del siglo pasado.

Fue una lectora voraz desde pequeña: a los 14 años ya había leído a John Dos Passos, William Faulkner, Franz Kafka, Thomas Mann y Hermann Hesse. Estudió Letras Inglesas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, y se doctoró en Letras Hispánicas en la Universidad de La Sorbonne, en París.

En 1958 inició su carrera docente en la Facultad de Filosofía de la UNAM, institución de la que es profesora emérita. Ha dado clases en las universidades de Yale, Princeton, La Joya, Harvard, Berkeley, Menéndez Pelayo en Santander, Barcelona, Alicante, Viena, Berlín, París, Buenos Aires, Chile y Delhi, entre otras muchas.

Su vasta obra, en la que convive la literatura, el ensayo y los estudios académicos, refleja un interés por temas como el erotismo, la sexualidad y el cuerpo, además de la migración y la memoria.

Entre su obra destacan las novelas Las genealogías (1981); Síndrome de naufragios (1984); De la amorosa inclinación a enredarse en cabellos (1984), El día de tu boda (1982); Apariciones (1996); Zona de derrumbe (2001); El rastro (2002); Historia de una mujer que caminó por la vida con zapatos de diseñador (2005); y Saña (2006), así como los libros de ensayos Narrativa joven de México (1969); Onda y escritura (1971); Repeticiones (1979); Intervención y pretexto (1981); La lengua en la mano (1984); La Malinche, sus padres y sus hijos (1994); Erosiones (1985); Borrones y borradores (1992); Esguince de cintura (1994); La desnudez como naufragio (2005); y La polca de los osos (2008).

Margo es una reconocida estudiosa de la vida y obra de la escritora novohispana Sor Juana Inés de la Cruz, sobre quien ha escrito Sor Juana Inés de la Cruz, ¿hagiografía o autobiografía? (1995), Sor Juana Inés de la Cruz: saberes y placeres (1996) y Sor Juana: La comparación y la hipérbole (2000). “Le tengo gran admiración. Uno solo de sus versos es conocimiento eterno. Revela la realidad contemporánea”, le dijo al diario español El País en una entrevista.

Sobre su vocación literaria, Margo le dijo al periódico argentino Clarín en 2006: “Empecé a escribir tardísimo, como a los treinta y algo. Tenía una gran fascinación por la literatura. Sabía desde siempre que mi vocación era la literatura. Creo que fui la única de las hermanas que estuvo muy clara desde el principio sobre qué iba a estudiar. Era excesivamente tímida y por lo general no tenía amigos; la lectura era mi refugio, porque en la literatura puedes vivir todo lo que se te antoje y lo vives intensamente, como si fuera parte de tu biografía; te haces una biografía, tan válida como la otra. Para mí era muy importante vivir muchas aventuras, pero desde las orillas de un libro”.

Tercera mujer en obtener el galardón

Otorgado por la Secretaría de Cultura federal y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Premio Carlos Fuentes es entregado a escritores que, por el conjunto de su obra —escrita en español en su totalidad o una parte sustancial—, hayan enriquecido el patrimonio literario de la humanidad. (En un principio, su periodicidad fue bianual; sin embargo, a partir de 2019 es anual por un acuerdo entre la propia Secretaría de Cultura, la UNAM y la periodista Silvia Lemus, viuda de Fuentes).

Margo Glantz se convierte en la tercera mujer en obtener este galardón en su historia, luego de que la autora chilena Diamela Eltit lo ganara en 2020, y la escritora argentina Luisa Valenzuela lo recibiera en 2019. Los otros ganadores de este reconocimiento han sido Mario Vargas Llosa (2012), Sergio Ramírez (2014), Eduardo Lizalde (2016) y Luis Goytisolo (2018).

La escritora se hace acreedora a un diploma, una obra escultórica diseñada por el recientemente fallecido artista visual Vicente Rojo, así como a una cantidad en pesos mexicanos equivalente a 125 mil dólares estadounidenses.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button