Ciencia

La OMS declara la viruela del mono emergencia sanitaria internacional

Julio, 2022

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró este sábado (23 de julio) a la viruela del mono como una emergencia de salud global ante el aumento de los casos en todo el mundo. Hasta ahora se reportaron más de 16.000 casos en 75 países; cinco personas han muerto por la infección.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido declarar el actual brote de viruela del mono como “emergencia de salud pública de importancia internacional” (PHEIC, por sus siglas en inglés), luego de un aumento en los casos en todo el mundo.

La clasificación es la alerta más alta que la OMS puede emitir y la decisión fue tomada este sábado (23 de julio).

Así lo anunció el director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, dos días después de que un comité de emergencia con expertos en esta enfermedad se reuniera por segunda vez para analizar la posible declaración, que obligará a las redes sanitarias nacionales a aumentar sus medidas preventivas.

Es la segunda ocasión en dos años y medio que el organismo se ve obligado a tomar esta decisión ante el avance de una enfermedad, tras hacerlo a principios de 2020 con el coronavirus.

Son más 16.000 casos en 75 países

“Tenemos un gran brote que se ha extendido por el mundo de forma rápida mediante nuevas formas de transmisión sobre las que nuestro conocimiento es limitado y que cumple los criterios para ser declarado una emergencia de salud pública”, ha afirmado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa virtual celebrada en Ginebra.

Hasta ahora se han reportado más de 16.000 casos en 75 países; además, cinco personas han muerto tras infectarse (todos en África occidental). En México, la Secretaría de Salud ha informado que hasta el momento se registran 55 casos en 9 entidades del país.

Tedros ha sido claro: la viruela se ha extendido rápidamente por todo el mundo, convirtiéndose en una preocupación internacional. “La evaluación de la OMS es que el riesgo de viruela del mono es moderado a nivel mundial y en todas las regiones, excepto en la europea, donde evaluamos el riesgo como alto”.

Poco después de conocerse la noticia, la Comisión Europea indicó que está “preparada para intensificar” la respuesta del bloque ante la viruela del mono.

“Hoy la OMS declaró la viruela del mono una emergencia mundial de salud pública. Hemos estado siguiendo la situación de forma activa desde el primer día y las vacunas contra la viruela del mono ya se están entregando a nuestros Estados miembros. Estamos preparados para intensificar nuestra respuesta de la UE”, escribió la comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides, en su perfil de Twitter.

Al concluir, Tedros Adhanom ha sido directo: “Este es un brote que se puede detener con las estrategias correctas en los grupos correctos”.


▪◾▪



Que es la PHEIC

Agencias / Redacción SdE


La emergencia sanitaria declarada este sábado (23 de julio) es el máximo nivel de alerta que prevé el Reglamento Sanitario Internacional, una consideración que hasta ahora solo tenían el coronavirus y la polio. La medida confiere poderes en el ámbito internacional a la OMS mediante recomendaciones que serán de obligado cumplimiento para los países miembros.

Para algunos especialistas, esta decisión ha sido un sorpresa pues los expertos del comité reunido el pasado jueves se mostraron divididos, al igual que hicieran hace un mes en la primera reunión para evaluar el brote. En estas cuatro semanas, sin embargo, el número de casos se ha cuadriplicado en el mundo y los países afectados son casi el doble.

¿Qué es?

Una emergencia de salud pública de interés internacional (PHEIC, por sus siglas en inglés) es la máxima alerta que la OMS puede emitir.

Según explica la organización en su página web, la emergencia se declara cuando se presenta “un evento extraordinario que se determina que constituye un riesgo para la salud pública de otros estados a través de la propagación internacional de enfermedades y que potencialmente requiere una respuesta internacional coordinada”.

Y esto implica que el evento cumpla con tres características. Primero que se considere grave, repentino, inusual o inesperado; segundo, que tenga implicaciones para la salud pública más allá de la frontera nacional del Estado afectado; y, por último, que pueda requerir una acción internacional inmediata.

¿Cómo se determina?

Para determinar si una situación debe ser catalogada como emergencia de salud global, la OMS cuenta con el Comité de Emergencia, el cual está compuesto por expertos internacionales que brindan asesoramiento técnico en temas como control de enfermedades, virología, desarrollo de vacunas o epidemiología de enfermedades infecciosas.

La función del comité es proveer información sobre:

⠀⠀⠀⠀• Si el evento constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional (PHEIC).

⠀⠀⠀⠀• Recomendaciones temporales que se deben tomar para prevenir o reducir la propagación internacional de enfermedades y evitar interferencias innecesarias con el comercio y los viajes internacionales.

⠀⠀⠀⠀• El fin de la emergencia.

Con esa información, la dirección general de la OMS toma la decisión final y establece recomendaciones temporales para abordar la situación.

Dichas recomendaciones caducan automáticamente tres meses después de su emisión. Por esa razón, el comité se reúne al menos cada tres meses para revisar el estado de situación. Además, toda la información debe quedar disponible en el sitio web de la OMS.

Sin embargo, el proceso puede ser largo, incluso polémico: la emergencia de la viruela del mono, por ejemplo, requirió varias reuniones y revisiones. El comité tuvo una reunión el jueves en la que no se llegó a un consenso. Se reunió nuevamente este sábado y finalmente hizo la declaración pública.

¿Qué impacto tiene?

Con la declaración de emergencia se hace un llamado oficial a los estados para que no sólo presten atención a la situación, sino que actúen y cooperen en la detección, tratamiento y control de la enfermedad.

Además, se proporcionan pautas para una ruta internacional de atención a la situación por medio de las recomendaciones puntuales a los estados afectados.

En el caso de la viruela del mono, la OMS dividió sus recomendaciones en cuatro grupos de países: los que no han notificado contagios, o el último ocurrió hace más de 21 días; los que experimentan transmisión de persona a persona; los que tienen transmisión entre animales y personas; y los que cuentan con la capacidad de fabricación de diagnósticos, vacunas y terapias.

Según Tedros, esta declaración ayudará a acelerar el desarrollo de vacunas e impulsará la implementación de medidas para limitar la propagación del virus.

Tedros ha sido claro: “Además de nuestras recomendaciones a los países, también hago un llamado a las organizaciones de la sociedad civil, incluidas aquellas con experiencia en el trabajo con personas que viven con el VIH, para que trabajen con nosotros en la lucha contra el estigma y la discriminación”.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button