Añoranza del antiguo recato


Para comprobar su hombría, retadora la mujer se levantó con descaro la falda. Hoy, con seis hijos desbocados en la sala, añora del varón, reprochándoselo acremente, su antiguo recato.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.