Los dioses barbudos


Se dice que el día en que ella dejó que el hombre, con sus propias manos, tocara por fin su corazón, llegaron del mar dioses barbudos a interrumpir drásticamente los sacrificios amorosos entre los sorprendidos habitantes de las excepcionales arquitecturas piramidales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *