Ilustración de Rostislaw Tsarenko.

He visto el futuro, es un crimen…

De su álbum «The Future» (1992), composición de Leonard Cohen.


El futuro

Leonard Cohen


Devuélveme mi noche rota,
mi habitación de espejos, mi vida secreta;
esto es muy solitario,no queda nadie a quien torturar.
Dame control absoluto
sobre todos los seres vivos,
y acuéstate a mi lado, nena,
¡es una orden!

Dame crack y sexo anal,
coge el único árbol que queda
mételo en el agujerode tu cultura.
Devuélveme el Muro de Berlín,
dame a Stalin y a San Pablo.
He visto el futuro, hermano:
es un crimen.

Las cosas van a deslizarse en todas direcciones,
no habrá nada,
nada que puedas volver a medir.
La ventisca del mundo
ha cruzado el umbral
y ha volcado
la orden del alma.
Cuando dijeron: “Arrepiéntete”,
me pregunto a qué se referían.

No tienes la más remota idea de mí,
nunca la tendrás,
nunca la tuviste.
Soy el pequeño judío
que escribió la Biblia.

He visto las naciones levantarse y caer,
he oído sus historias, las he oído todas,
pero el amor es el único motor de supervivencia.

Aquí a tu siervo le ha sido ordenado

decirlo claro, decirlo fríamente:
Se ha acabado,
fin de trayecto.
Y ahora que las ruedas del cielo se han detenido,
sientes la fusta del diablo.
Prepárate para el futuro:
es un crimen.

El antiguo código occidental
saltará en pedazos.
De pronto, estallará tu vida privada.
Habrás fantasmas,
habrá fuegos en la carretera,
y el hombre blanco bailando.
Verás a tu mujer colgada boca abajo,
su vestido cubriéndole el rostro,
y todos los miserables poetuchos
aparecerán,
intentando sonar a Charlie Manson.

Devuélveme el Muro de Berlín,
dame a Stalin y a San Pablo,
Dame a Cristo
o dame Hisroshima.
Destruye otro feto ahora mismo;
no nos gustan los niños.
He visto el futuro, nena:
es un crimen.

Las cosas van a deslizarse en todas direcciones,
no habrá nada,
nada que puedas volver a medir.
La ventisca del mundo
ha cruzado el umbral
y ha volcadola la orden del alma.
Cuando dijeron: “Arrepiéntete”,
me pregunto a qué se referían.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *