Dariano III, variaciones

(Lamento de los 31 científicos)


CONACYT, divino tesoro,

¡ya te vas para no volver!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.