Dariano III, variaciones

(Lamento de los 31 científicos)


CONACYT, divino tesoro,

¡ya te vas para no volver!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *