Eugenia Montalván Colón.

El caso penal de Eugenia Montalván Colón

Abrir las puertas de la prisión…

Eugenia tiene impuesta una prisión domiciliaria, mientras el juicio se alarga y se alarga. Pero ella no se agota, si acaso se desespera, pero siempre vuelve a la carga.


Macario Rueda


DURANGO, Durango.— Eugenia Montalván Colón, la historia de una mujer que está presa. Cometió el error de aliar su trabajo al de una mujer que pronto la abandonó y que al ver el fruto la demandó por una canasta de naranjas que no había cosechado.

Eugenia tiene impuesta una prisión domiciliaria, mientras el juicio se alarga y se alarga. La bruja que la cautiva no quiere soltarla.

Eugenia no puede salir del estado sin pedir autorización al juez de la causa. Y en esa prisión forzada, en esos permisos arduamente conseguidos, ha publicado libros, muchos libros, ha movido artistas a su centro terrestre, sus centros que retiemblan con canciones, música, teatro y la vivencia in situ de los creadores más disímbolos y contrastantes. Tiene una casa donde los hospeda. Ha construido un paraíso dentro de la prisión.

En esos permisos para salir de su prisión impuesta ha logrado hacer cuatro películas documentales. Enormes. Todas de una gran fuerza y belleza. De una gran conciencia. Sin embargo, aunque habla con los pulpos, aunque besa las raíces del jugoso maguey, aunque baila, ¡oh, mami blue! con el mago de Mérida, aunque grita a las montañas buscando a un tal Revueltas, no ha hecho nada por sí misma, no ha filmado una película para hablar de esa mujer que se fue hace mucho tiempo de su tierra reseca a la tierra del faisán y del venado, que no es como se dice, porque los faisanes son de más al sur, de Guatemala. Dejó las tierras de hierro y de la plata, que tampoco los son ya, están agotadas.

Pero ella no se agota, si acaso se desespera, pero siempre vuelve a la carga.

Ahora hace historia, como siempre la ha hecho.

Busca algún día abrir las rejas de su prisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *