Se equivocó el auditor,
se equivocaba.
No era Texcoco, era Lucía,
no era dispendio, era ahorro.
Se equivocaba…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.