Un virus sin final, un año amargo,
un largo confinar que al mundo apena,
un tiempo ya perdido más presente,
un vacunar posible que se acerca,
avanza, retrocede, da un rodeo
y llega a veces…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *