Volverán los oscuros generales
en tu nación los odios a sembrar,
y otra vez con el arma desfundada
el terror esparcirán.

Pero aquéllos que la patria enaltecieron
y con su vida pagaron su lealtad,
aquéllos que forjaron nuestro sino,
ésos… ¡no volverán!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *