Entrada y salida

Recuerdos del ayer


Vendía su mercancía pirata en el Metro. Discos mal grabados con cientos de canciones tomadas de la Internet. “¡Recuerdos del ayer!”, gritaba, mientras de su mochila se dejaba escuchar ruidosamente una canción de Los Panchos. “¡Recuerdos del ayer!”, gritaba, hasta que un señor lo cuestionó: “Joven, ¿no todos los recuerdos son del ayer?” Pero no hizo caso, y siguió exponiendo su mercancía. Los recuerdos, para él, provenían del presente. Los olvidos, del ayer.


Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button